Las cookies nos permiten ofrecer nuestros servicios. Al utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Más información.

X

porno, XXX, videos porno gratis, sexo gratis

el noticiario de sexo gratis
LIBERANDO TENSIONES LABORALES CON LA JEFA
Kayla es la nueva directora de la agencia de publidad ZZ y está trabajando junto a Mick en un nuevo proyecto. Necesitan ideas para la nueva campaña publicitaria de un cliente, pero parece que tienen un día complicado en el que no sale nada de sus cabezas. Ambos se sienten bloqueados, y Mick solo puede fijar su atención en el escote de su jefa. Mick se da cuenta de que no puede seguir así y le pide disculpas a la directora, no puede concentrarse con sus bonitas tetas y deben buscar una solución, por suerte, Kayla se lo toma de buenas maneras y decide que la mejor forma de liberar su mente es ofrecerle tan ansiado botín, que deje de hacerse pajas mentales y pruebe de primera mano sus magníficas perolas. La mejor forma de relajarse antes de trabajar.
FERGIE, LISTA PARA LA FIESTA
Fergie está lista para la fiesta. Bajo una bola de espejos, de esas típicas de discoteca, enfundada en unas medias rojas y un fino y elegante tanguita a juego, esta delicada florecilla del pecado está preparada para festejar, eso sí, en una celebración privada, en un reservado, como se hace en los mejores clubs. Sus increíbles ojazos azules brillan con una luz inequívoca, su sonrisa luminosa oculta secretos deseos y esconde deliciosos placeres, esos que cruzan por su mente y que está dispuesta a regalarnos en una fiesta íntima que seguramente será inolvidable.
APRENDIENDO LAS NORMAS DEL INTERNADO
La señorita Tyler acababa de llegar al internado y sus nuevas compañeras de cuarto quisieron introducirla en las prácticas, normas y convivencia de la escuela. A Lizz le había tocado con las más guarrillas del colegio y si quería formar parte del grupo debía someterse a una particular iniciación. Primero le desabrocharon la camisa y tocaron sus exquisitas tetitas, luego llamaron a Will, el preferido de todas, el que más participaba en sus pequeñas fiestas nocturnas para continuar la inciación. Lizz se vió de pronto de rodillas, obligada a meterse aquella polla hasta la garganta, con los inestimables consejos de Faye, la más guarrilla que finalmente no pudo resistir la tentación de unirse al ejercicio felador. Por último llegó el momento de probar el coñito de Lizz, un jueguecito al que Faye también se unió mientras Lily y Teagan miraban atentamente tocándose lujuriosas los coñitos. Con una buena corrida en la cara, Lizz acabó su iniciación sexual en éste peculiar internado.
LECCIONES ANALES PRIVADAS A DOS ALUMNAS REVOLTOSAS
Una vez más, Annette y Jasmine habían vuelto a meterse en problemas y, una vez más, habían tenido que quedarse castigadas. El señor De Sergio no conseguía que aquellas dos revoltosas jovencitas estuviesen calladas y prestando atención durante su clase de música y ya no sabía qué hacer con ellas, cómo conseguir que mejoraran su comportamiento. Ellas le hicieron una sugerencia, estaban haciéndose mayores, la escuela era aburrida y necesitaban un poco de diversión, instrumentos nuevos que tocar con los que aprender nuevas cosas. No les costó mucho convencerlo y el profesor De Sergio les ofreció una lección privada de vicios, perversiones y húmedos placeres anales.
Una escena de la serie Young Harlots, la más longeva de Harmony, en que se nos ofrece una mirada lasciva, viciosa y perversa al rígido sistema escolar británico.
QUEJANDOSE DE LOS NUEVOS UNIFORMES ESCOLARES
Debido a los continuos recortes presupuestarios, el señor Smith había tenido que rediseñar los uniformes escolares, acortar al máximo las falditas para ahorrar todo lo posible en tela. Lo cierto es que todo el mundo estaba contento, a las alumnas no les importaba ir enseñando las braguitas y, para el profesor Smith, aquel era un deleite continuo para la vista. Sin embargo, había una alumna descontenta, la señorita Preston que vino a quejarse después de clase. Chanel estaba descontenta porque los nuevos diseños enseñaban mucha nalga y poca pechuga, donde radicaba su mayor atractivo según ella. James no pensaba lo mismo, pero Chanel venía dispuesta a todo para convencerlo.
LOS CONVINCENTES ARGUMENTOS DE UNA ALUMNA REBELDE
Anna, una estudiante rebelde, ha estado faltando a sus clases durante meses, por ello un día su profesor decidió hacerle una visita a su casa con la intención de hablar con su madre, pero la chica estaba sola. Cuando entró en su habitación se encontró con un puñado de revistas porno y algún consolador rondando por sus cajones, estaba claro que la chica es una viciosa que solo piensa en el sexo dejando de lado los estudios. Algo que quedó demostrado cuando tras amenazarla con expulsarla del colegio, hizo a su profesor una proposición indecente, algo que solo puede hacer una chica realmente traviesa. Su culo regordete y su apretado coño estaban ahora a plena disposición del docente, que ante una situación así no pudo por menos que disfrutar del caluroso encuentro con su alumna más rebelde.
LAS LECCIONES DE ARTE DEL PROFESOR GLYDE
La estudiante de arte, Maddy Oreilly, olvida su cuaderno de bocetos en el aula, cuando vuelve a recuperarlo se encuentra con su profesor, Billy, echándole un vistazo a sus trabajos. El Sr Billy le dice que sus dibujos acerca de la anatomía humana son incorrectos, el tamaño del pene masculino que Maddy ha dibujado no corresponde con la realidad, es demasiado pequeño. Lo mejor es enseñarle a su alumna una polla de verdad para que puede comparar y aprender la lección. Nada mejor que el arte de chupar una gran minga y sentirla en su apretado coñito, para más tarde sentir su explosión de leche sobre la cara.
BAJO ESA FALDITA DE CUADROS...
No sabemos si Jayme Langford era una chica muy popular durante sus años de instituto, pero probablemente, si llevaba éste look, si estaba tan seductora y provocativa como ahora, probablemente era la que llenaba de sueños húmedos las noches de sus compañeros de clase. Y es que ahora Jayme es uno de esos bomboncitos de ensueño, un bollito genuinamente americano, una "american beauty", una jovencita de un tranquilo y buen barrio de los suburbios de las que llenan fantasías sexuales. Y es que si lo hubieran sabido, y ella les hubiera dejado, muchos habrían descubierto el delicioso, tierno y espléndido coñito que se oculta bajo esa faldita de cuadros.